¿Qué es el control de plagas?

Cuando hablamos de control de plagas, se nos vienen a la cabeza todos esos momentos en los cuales hemos tenido que enfrentarnos directamente o indirectamente con algún tipo de insecto. Depende de la persona que seas te causará más o menos desconcierto.

Como recordatorio, debemos de comentar, que tanto los mosquitos, como todos los insectos, pertenecen a los llamados en ecología, “r-estrategas”, esto quiere decir, que se tratan de organismos muy simples pero con gran tasa reproductiva. Como consecuencia, en breves periodos de tiempo, una especie de insecto, puede colonizar un territorio perfectamente, produciendo si se dan las condiciones, estas famosas “plagas”.

control de plagas

¿En que consiste el control de plagas?

Cuando hablamos del control de estas plagas, hacemos referencia a la intervención del ser humano en el ciclo de vida de estos individuos. Ya que, por diversos motivos, nosotros como población hemos ido reduciendo el contacto directo con cualquier otro tipo de especie, lo que hace de su presencia, una situación molesta.

Conocer, antes de hacer

Parece algo intuitivo y lógico, pero la realidad no puede estar más lejos. Cuando hablamos del control de una plaga, no podemos englobar en el término “plaga” a todo tipo de especies o insectos diferentes. Es importante saber, que cada especie, familia o ser vivo en general, reúne una biología, comportamiento y ciclo de vida específicos, por lo que, querer atacar a todos por igual, se puede asemejar, a querer cuidar a un gato como si fuese un perro, todos sabemos que no es lo mismo.

Tipos de control de plagas

Establecer los tipos de control de plagas, es tan importante como el apartado anterior, de hecho, uno influye al otro. De esta manera, conocer la biología de una especie nos ayudará a escoger el tipo de control más adecuado sin perjudicar ni dañar otro tipo de sistema, que finalmente podrá atraer consecuencias negativas.

En términos generales, podemos decir, que existe un orden en la aplicación de los diferentes tipos de control, es decir, unos deben de tener preferencias a otros.

Los tipos de control que explicaré a continuación son los más usados y los cuales son considerados como “eficaces” para el control, estos son:

  1. Biológico, sin duda, el más efectivo de todos, el cual, lleva en funcionamiento, durante toda la historia de la vida en el planeta.
  2. Social, es una de las opciones más interesantes, debido a que el establecimiento de estas especies se debe principalmente a acciones del propio ser humano.
  3. Etológico, este implica el comportamiento de los organismos a controlar, dando resultados altamente efectivos.
  4. Químico, es una medida muy efectiva, pero también muy perjudicial sino se hace desde el conocimiento.
  5. Genético, este es un tipo de control que está surgiendo recientemente, el cual, puede dar que hablar.
control de plagas biológico

Control de plagas biológico

Como hemos comentado, este tipo de control lleva funcionando en la tierra desde los inicio de la vida misma, con el establecimiento y las interacciones de las diferentes especies, provocando interacciones de competencia, mutualismo o depredación, entre otras. Es sin duda, capaz de “poner a raya” cualquier tipo de aumento o “plaga” de una población.

Si es así, ¿Por qué se dan las plagas si deberían “controlarse naturalmente”

El problema es que para el correcto funcionamiento de los ecosistemas como “controladores naturales” deben estar bien desarrollados, o como se dice en ecología, deben de estar en equilibrio, provocando que un extensa red de interacciones entre especies, se autocontrolen, por así decirlo.

La destrucción de ecosistemas, y la creación de nuevos (como las ciudades), pueden romper este “equilibrio natural” fomentado que el autocontrol que antes se le hacía a una especie, se vea disminuido o directamente destruído. Provocando que, estas especies “r-estrategas” aumenten su población en muy poco tiempo, ya que son expertas colonizadoras.

El aspecto positivo de todo esto, es que el equilibrio en los ecosistemas se recupera y la intervención del ser humano puede afectar a su recuperación y mucho, por lo que, crear acciones para el control biológico, es sin lugar a duda, la medida más efectiva.

Todas las medidas de control, excepto la conservación de ecosistemas (control biológico) son “pan para hoy y hambre para mañana”

Control de plagas social

Antes, hice mención sobre la existencia de un nuevo tipo de ecosistema, y así es, las ciudades son unos ecosistemas con características muy específicas y que no podemos encontrar en ningún otro sitio. Y no solo eso, me atrevería a decir, que a nivel ecológico, cada ciudad reúne, condiciones diferentes, ya que, hay que tener en cuenta las condiciones ambientales naturales y el papel que juega cada ciudad en ese clima.

Se habla de plaga, cuando una especie de alguna manera afecta al ser humano, y debido a que estos se encuentran concentrados principalmente en las ciudades, la conducta de cada ciudadano cuenta.

Factores en el control social

Dentro de las medidas que podemos realizar para el control de especies de forma individual y como ciudad podemos encontrar.

  1. Correcto tratamiento de aguas residuales.
  2. Funcionamiento de una gestión de residuos efectiva
  3. Apoyo a especies autóctonas
  4. Riego adecuado de jardines
  5. Evitar aguas estancadas
Las ciudades, un ecosistema más

Control de plagas etológico

La etología es la ciencia que estudia el comportamiento de los seres vivos, en concreto, de nosotros mismos y de los animales. Es una medida que consideramos importante de destacar, debido a que un correcto estudio del comportamiento y conducta de una especie, puede realizar medidas de control altamente efectivas y eficientes.

Como ejemplo y a nivel de guía, de como este tipo de control puede ser realmente efectivo, explicaremos uno de los proyectos más interesantes. Este proyecto se llama “Mosquito City” y se lleva a cabo en los terrenos pantanosos de Tanzania, un lugar afectado gravemente por Anopheles funestus. Unos de sus estudios etológicos ha llegado a la conclusión de que existe un momento, en los que estos mosquitos son especialmente débiles y predecibles, el momento de aparearse. Pues, estos individuos tienen una preferencia por ciertas zonas, para llevar acabo el lugar de apareamiento.

Control de plagas químico

Muchas veces, cuando nos encontramos una plaga, parece que la primera y mejor medida a tomar, es el control químico a través de insecticidas. Y pensar esto, es sin duda un error. Es sin duda, la mejor opción, pero siempre y cuando esté apoyada en las tres anteriormente mencionadas. Por lo que, si habría que elegir medidas de control por separado esta, sería de las últimas opciones*.

*A nivel local, es decir, en tu hogar o casa, el uso de insecticidas no va repercutir, al estado ecológico de tu zona, por lo que puedes usarlos sin problemas. Igualmente, te recomendamos estos remedios caseros.

Esto es así, porque la aplicación de insecticidas sin fundamentos puede acarrear una gran cantidad de consecuencias negativas, como por ejemplo, la destrucción ese anteriormente llamado “equilibrio del ecosistema”, la contaminación de espacios y recursos necesarios (como el agua) o la intoxicación de nosotros mismos, a través de compuestos tóxicos, como los famosos, organoclorados.

Por lo que, antes de hacerlo mal, mejor no hacerlo.

En el caso de ser una organismo o entidad, como por ejemplo, un ayuntamiento, te recomendamos aplicar las 3 primeras medidas de control de plagas y a la hora, de aplicar sustancias químicas se tengan en cuenta todos los factores, por lo que recomendamos contactar con algún profesional, como puede ser un ambietólogo.

Control genético de plagas

Esta es una medida, realmente novedosa, que todavía no se ha aplicado y que empiezan a considerar diferentes estados. Esto es así, debido a que los estudios genéticos son realmente caros y solo entidades de esta magnitud puede llegar a ofrecerlo.

Un claro ejemplo es la última acción realizada por Estados Unidos, el cual, va a introducir millones de mosquitos macho de la especie Aedes aegypti (principal transmisor del Dengue y otras enfermedades) modificados genéticamente para que la hembras resultantes del apareamiento de estos machos* con las actuales hembras del mosquito, mueran en fase larvaria, sin lugar a dudas, una medida novedosa.

*Los machos no pican ni pueden transmitir enfermedades.

Puede interesarte:

picaduras de mosquito
tienda mosquitos tigre